¿La Hipertermia con quimioterapia o radioterapia puede mejorar su tratamiento?

Hipertermia con quimioterapia, hipertermia con radioterapia en Clinica biomedic

La hipertermia con quimioterapia o la hipertermia con radioterapia, la mejor combinación para mejorar su tratamiento

Dado que los tratamientos convencionales son enormemente invasivos, sus efectos secundarios pueden ser imprevisibles y muy poderosos no sólo contra las células del cáncer sino también contra las mismas células sanas que luchan contra la expansión tumoral. Por eso se hace necesario una ayuda complementaria para evitar y aminorar los efectos tan adversos que pueden tener las terapias convencionales, es decir la quimioterapia y la radioterapia principalmente.

Por ello es altamente recomendable médicamente la inclusión de la Hipertermia Local Profunda y por extensión la Hipertermia Corporal Completa o Sistémica, en un programa oncológico convencional con quimioterapia, radioterapia y/o cirugía.

Está demostrado en numerosos estudios clínicos que la combinación Hipertermia con Quimioterapia (Local y/o Sistémica) y Hipertermia con Radioterapia (Local y/o Sistémica) conduce a una mayor tasa de respuesta tumoral en todo caso en líneas generales, tasa que puede ser mayor o menor dependiendo del tipo de tumor considerado y de la mayor o menor sensibilidad del paciente tanto a las terapias convencionales cómo a la propia hipertermia. Así en el mejor de los casos la tasa de respuesta puede variar de un 20% a un casi un 100% en cáncer de colon sin o con hipertermia respectivamente, y en el peor de los casos de un 6% a un 25% en caso de cáncer de esófago.

De cualquier manera la respuesta es siempre mejor combinando la hipertermia con las terapias convencionales con lo que la expectativa de vida aumentan considerablemente en todos los casos.

Además en caso de la radioterapia, hay un riesgo de provocar otro tipo de cáncer que nada puede tener que ver con el cáncer primario detectado. De esta manera la hipertermia puede minimizar el riesgo añadido que tienen los tratamiento radio-terapéuticos previos para provocar otras tipos de cáncer.

En cuanto la hipertermia en combinación con la cirugía, es recomendable realizarla antes de cualquier cirugía tumoral para reducir los tumores de tamaño antes de ser intervenidos quirúrgicamente, facilitando la labor del cirujano en alguna medida. Por otra parte, se recomienda realizar sesiones de hipertermia después de cada operación oncológica (pasado un mes de la intervención) como medida preventiva para evitar una recidiva (o reproducción del tumor primario tras un período de covalescencia).

Debemos aclarar que la hipertermia no se perfila como un tratamiento alternativo sino más bien integrativo, complementario o “coadyuvante” de la quimio, radioterapia y cirugía, siendo por tanto un cuarto pilar fundamental de todo tratamiento oncológico.

Ya en protocolos en toda Europa y Norteamérica se está incluyendo la Hipertermia Local Profunda y Corporal, dentro de las terapias convencionales y seguramente en el futuro seguirá presente junto a terapias oncológicas emergentes tales como: la terapia génica, las vacunas anticancerígenas de células dendríticas o la terapia con células madre entre otras muchas.

Les invitamos a visitar nuestra página de inicio dónde puede ver una tabla con los porcentajes de respuesta tumoral con o sin hipertermia, clique en el vínculo de abajo:

Tabla comparativa hipertermia con quimioterapia y sin ella, comparativa de hipertermia con radioterpia y sin ella