Efectos fisiológicos de la hipertermia para el cancer y porque los tejidos sanos son menos afectados por el calor

Efectos fisiologicos hipertermia, hipetermia para el cancer

El efecto producido por la hipertermia cambia las condiciones metabólicas dentro de la célula, cambios vinculados a las variaciones fisiológicas que hacen más sensible a las células del cancer en relación al tejido sano.

Podemos nombrar los siguientes cambios fisiológicos en el cuerpo humano por acción del calor administrado: cambios en la presión sanguínea, en el pH del tejido, y por supuesto a niveles bioenergéticos. Los niveles térmicos dentro de los tejidos cancerosos y los tejidos sanos dependen del balance en la entrada y salida de calor. La salida de calor se representa por el flujo de sangre y por la conducción térmica. El flujo de sangre varia según el tipo de tumor, su volumen y ubicación, también, claro está por su nivel de vascularización (la cantidad de venas y arterias que lo riegan). Los tumores menos vascularizados son más sensibles al calor ya que no son capaces de evacuar el calor a través de los escasos vasos sanguíneos y guardan más el calor en su interior, siendo más afectados.

Efectos fisiologicos hipertermia, hipetermia para el cancer

Un bajo flujo sanguíneo (por menor vascularización) provoca los siguientes efectos en relación con la hipertermia:
• una disminución de elementos nutrientes (de oxígeno y glucosa, por ejemplo), menor glucosa supone menos alimento para las células cancerígenas.
• un aumento de la acumulación de tóxicos y desechos,
• una modificación del metabolismo del tejido circundante causando hipoxia (bajo oxígeno), acidosis y disminución de la energía, lo que aumenta los efectos citotóxicos anti-cancer de la hipertermia, en efecto una disminución del pH de las células tumorales aumenta la sensibilidad de éstas a la hipertermia debido a que las proteinas celulares se hacen más inestables.

La aplicación de calor en tejidos mal irrigados (principalmente tumorales), hace que sean más afectados por el efecto término al no poder liberar el calor concentrado, en sentido contrario, el calor sobre tejidos más irrigados (principalmente los sanos), tiene un menor efecto tóxico al poder liberar éstos el exceso de calor a través de las sangre.

A la vez las células tumorales tienen cambios metabólicos (bioenergéticos) desfavorables ante el calor en relación con la glucosa y la ATP (Adenosin Trifosfato) que los hace más sensibles a éste, en relación a los tejidos bien irrigados que experimentan menos inestabilidad en este sentido.